Jesucristo Jesucristo fue muy sensible al sufrimiento humano. Cada vez que encontro a alguien enfermo le devolvio la salud (Mateo 8: 1-18). Jesucristo es bueno!

Sus discipulos siguieron su ejemplo y en su nombre curaron enfermos.

 Busca en tu Biblia y lee:

“Estando Jesus en una de esas ciudades, se presento un hombre cubierto de lepra. Apenas vio a Jesus, se  postro con la cara en tierra y le hizo esta suplica: ‘Señor, si quieres puedes limpiarme.’ Jesus extendio la mano y lo toco, diciendo: ‘Lo quiero, queda limpio.’ Al instante sano de la lepra. Pero Jesus le mando que no lo dijera a nadie: ‘Anda mas bien a presentarte al sacerdote, y lleva la ofrenda tal como lo mando Moises cuando un leproso sana. Con esto seran testigos de la curacion.’

Su fama crecia mas y mas, y muchas personas acudian a oirlo, y para que los sanara de sus enfermedades. Pero el buscaba siempre lugares tranquilos y alli se ponia a orar.” (Lucas 5: 12-15) Asi de bueno es Jesucristo!

 

Puedes leer tambien en la Biblia:

“El que entre ustedes sufra, que rece. El que este alegre, que cante himnos a Dios. El que este enfermo, que llame a los presbiteros de la Iglesia para que rueguen por el, ungiendolo con aceite en nombre del Señor. La oracion hecha con fe salvara al enfermo; el Señor lo levantara y, si ha cometido pecados, le seran perdonados. (Santiago 5: 13-15)

 La enfermedad no la envia Dios, porque el quiere vernos sanos; por eso Jesus curaba a los enfermos, y de esa manera probaba que el Reino de Dios habia llegado.

Los primeros discipulos siguieron el ejemplo de Jesus y en su nombre curaban enfermos. El libro de los Hechos de los Apostoles nos cuenta esta bella historia sobre el ministerio de sanacion de Pedro y Juan:

 Puedes leer esa historia en tu Biblia:

“Pedro y Juan subian al Templo para la oracion de las tres de la tarde. Habia alli un hombre tullido de nacimiento, al que llevaban y ponian todos los dias junto a la puerta del Templo, llamada ‘Puerta Hermosa’, para que pidiera limosna a los que entraban. El invalido, al ver que Pedro y Juan entraban al Templo, les pidio limosna. Pedro entonces le dijo: ‘No tengo oro ni plata, pero lo que tengo, te lo doy; en nombre de Jesus de Nazaret, camina.’ Y lo tomo de la mano derecha y lo levanto. Inmediatamente sus tobillos y sus pies recuperaron la fuerza, y de un salto se puso de pie y camino. Entro con ellos en el Templo andando, saltando y alabando a Dios.” (Hechos de los Apostoles 3: 1-8)

 La Iglesia ora por sus hijos enfermos, buscando sanacion espiritual y corporal.

La formula del rito de la Uncion de los enfermos dice:

Por esta santa Uncion,

y por su bondadosa misericorida,
te ayude el Señor con la gracia del Espiritu Santo.
R/. Amen.


Para que, libres de tus pecados,
te conceda la salvacion

y te conforte en tu enfermedad.
R/. Amen.

 Se pide alivio para el cuerpo y para el espiritu. La gracia de Dios, que se recibe en el sacramento, hace mucho bien espiritual al enfermo.

Para su consideracion:
No se debe esperar a que el enfermo haya perdido el conocimiento para llamar al sacerdote. El sacerdote lleva la vida de Dios al enfermo!

 Como proceder?
Llamar a la oficina de la parroquia mas cercana y pedir por un sacerdote. Si el enfermo esta en el hospital pedir por el capellan catolico del hospital o averiguar cual es la parroquia cercana que tiene la responsabilidad de servir a dicho hospital. 

Ingles - Espanol

Sacramento de la Uncion de los Enfermos.